La lluvia (no) mola

El invierno está llegando y mi cabreo va en aumento. Que sí, que muy bonitas las bufandas, los copos de nieve o el ambiente navideño, pero hay una cosa que no soporto. La lluvia. Como dijo Forrest Gump: “Un día empezó a llover, y ya no paró durante 4 meses. Tuvimos todas las clases de lluvia: Una lluvia finita que pinchaba, una gorda y espesa, una lluvia que caía de lado y, hasta a veces, una lluvia que subía desde abajo. Hasta llovía de noche”. Por aquí también tenemos todas las clases de lluvia. Pero, algo bueno tiene que tener ¿No? A modo de autoayuda voy a intentar enumerar todas las cosas buenas que tiene la lluvia. Creo que va a ser un artículo bastante corto…

-Puedes fardar de paraguas de diseño: Yo soy de las personas que me compré un paraguas una vez, me lo robaron y yo en represalia contra la sociedad (y para no mojarme) robé uno a su vez y de nuevo cuando me robaron ese. Lo sé, soy un paria. Pero hay gente que no, que todos los años se rasca el bolsillo para comprarse un paraguas de diseño, que además tiene que combinar con el modelito que lleven ese día. Son adorables.

-La gente se resbala: Vale, esto si te pasa a ti no está bien pero ¿Y las risas que te hechas cuando se caen los demás? Entre las hojas caídas y el agua, las calles se convierten en pistas de patinaje solo aptas para los más hábiles.

-Es más fácil reconocer a los psicópatas: Si, estoy hablando de esos conductores que se pegan a la acera y aceleran cuando pasan a tu lado, provocando una ola que te cubre de agua sucia de pies a cabeza. Recomendación: Tener siempre alguna piedra a mano para estos casos.

-Compartir paraguas: Cuando un alma caritativa te invita a meterte bajo su paraguas creas una burbuja de intimidad en medio de la calle. Te sientes como en una habitación cerrada a cal y canto. Si lo compartes con una chica o chico que te guste puede llegar a ser hasta romántico. ¿Inconveniente? Os mojáis los dos.

-Puedes practicar paraguing: ¿Que qué es el paraguing? Junta lluvia viento y paraguas. Invierno tras invierno vas mejorando. Yo ya casi puedo oler de donde va a venir el viento al cruzar la siguiente esquina para voltear el paraguas hacia ese lado. Al final del invierno cuenta el número de paraguas que has roto y sabrás tu puntuación. ¡Yo este año solo llevo tres!

Y hasta aquí. Creo que ya no se me ocurre nada más. Bueno sí, una cosa:

-Siempre para de llover: Si chicos, algún día, tarde o temprano, esta lluvia cesará. En ese momento que todos salimos a la calle con una sonrisa y todo es alegría y ganas de pasear… Tened esperanza, ese día llegará.

Y recordad, después del invierno llega la primavera. Aguantad amigos.

Orson López.

Anuncios

43 thoughts on “La lluvia (no) mola

  1. Jajajaja, me ha gustado como ironizas sobre la lluvia, es cierto que cada vez que llueve escampa, pero también es cierto que -y aunque parezca idiota por mi parte- la lluvia tiene un lado especial por lo menos par mi gusto, a las ventajas que encuentra Evavill puedo añadir el estar sentado al lado de una ventana mientras llueve leyendo un libro o jugando una partida de ajedrez. -Por ironías del destino son cosas que hace mucho no practico- Pero es muy bonito, ¡Ah! pero me encanta pasear bajo la lluvia mientras me moja y me chorrea por la cara, aunque también le acompaña el inconveniente de que llevo gafas y se mojan y no veo. Para que veas o veáis que esto como todo es el Ying y el Yang. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Vaya! No sabía que también se podían seguir los blogs (desde luego aquí también soy un don nadie) me alegra que me hayas seguido y que sepas que tienes un nuevos seguidor. Por cierto gran entrada la de la lluvia. Un saludo y espero más entradas como esta

    Le gusta a 2 personas

  3. A mi los días de lluvia ni fu ni fa pero el estar acostada y escuchar la lluvia en la cama no me puedes negar que no es un placer inmenso y low cost.
    Algo bueno de la lluvia es pasar por un cole y ver a los niños saltar en los charcos….. Algún día me unire a ellos.

    Le gusta a 1 persona

    1. ya, pero cuando donde vives hay 250 días de lluvia, por muchas cosas buenas que tenga la lluvia, al final te acabas hartando de ella. es como si pudieses comer una y otra vez tu plato favorito, durante todo el tiempo, al final acabas hartandote y prefiriendo otra cosa, por ejemplo, días de sol, que aqui desde donde escribimos, escasean

      Me gusta

  4. Este tipo de reflexiones son las que me gustan a mi. Coincido contigo, la lluvia no mola nada. A mi me pone muy triste y sin ganas de hacer nada. Y eso que soy de las que tienen un paraguas muy chulo, pero ni por esas me animo. Si viviese en un país nórdico llevaría un chubasquero a juego con las botas de agua y un gorro genial. Pero nací en Córdoba y no puedo vivir sin sol. Soy como las plantas, necesito del sol para funcionar. Muchas gracias por tu reflexión. Me encantaría leer más sobre cualquier tema, siempre desde un punto de vista irónico. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  5. Dicen que lo poco agrada y lo mucho enfada, pero si es tan poco cuando ocurre es una fiesta. En estas tierras del levante es un auténtico bien escaso. Ver el cielo gris intenso y pensar hoy llueve, un placer indescriptible; pero no ocurre las nubes se van al mar. Os envidio, tal vez si estuviera donde vosotros camináis tal vez me enfadaría.
    Seguir escribiendo de estas cosas cotidianas, del día a día, de lo verdaderamente interesante.

    Le gusta a 1 persona

  6. Muy bueno el articulo, y muy divertido por momentos. Doy fe de los psicopatas como tu los llamas, cuyo respeto al pasar por encima de un charco respecto a los viandantes es cuanto menos… Cuestionable jeje.
    Un me gusta y a seguirte!

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola!! Jajajaja, es muy explícito, me ha hecho reír un montón!!
    Muchas gracias por seguir mi blog, 😉.
    Yo, como vivo en una zona donde el año pasado no llovió nada, así de sencillo, cero, pues este año estoy feliz de que esté variando la cosa un poco.
    Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por seguir nuestro blog. Supongo que es cuestión del clima que tengas en el lugar donde vives. Los que hacemos este blog vivimos en una zona donde llueve durante 300 días del año (además de que hace frío) y la verdad necesitamos que venga sol, porque no es abundante por aquí. Saludos.

      Me gusta

  8. Creo que siempre quieres lo que no tienes, en mi ciudad apenas llueve y cuando lo hace me pongo las botas, cojo un paraguas y me voy a pasear bajo la lluvia. Luego llego me ducho con agua calentita y me hago un chocolate caliente, me encanta,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s