¡Malditos auriculares!

Nunca he sido muy fan de la música. Sí, me gusta. ¿A quién no? La canción adecuada en el momento justo te puede transportar a mundos maravillosos. La música también une. Y el baile. Bailar es algo mágico, aunque en mi caso, bailes como un ganso. La música es genial.

O lo era hasta que a alguien se le dio por inventar los auriculares. En serio ¿Porqué? ¿Quién tiene la necesidad de escuchar música a todas horas?

El otro día daba yo un paseo por un caminito junto al río. El sol se filtraba por entre los viejos árboles dibujando sombras en el suelo. El sol susurraba poemas por entre el ramaje y los pájaros le daban música. Soy un poco sentimentalista, pero ¿Quién no se emocionaría en ese momento?

Pues la chica que dos minutos más adelante me crucé. Mirada al frente, paso firme y dos enormes cascos en las orejas con la música a tope. Maquinote. Pasó de largo. Nunca sabré si esa chica se enteró de lo que se estaba perdiendo, pero espero que no. Qué lástima.

Pero no son cosas bellas lo único que te pierdes. Esto que os voy a contar es un poco de cotillas, pero todos lo habéis hecho. Poner la orejita a las conversaciones que tienen los demás en el bus. Pocas veces me lo he pasado tan bien. Lo peor es aguantar la risa y poner cara de póker. Es mejor eso que estar con la música en las orejas aislado de todo ¿No?

Aunque odie los auriculares he de reconocer que son muy útiles cuando estás en el salón con tus padres y te envían por whatssapp una grabación.

No puedes darle a reproducir sin más. Nunca se sabe lo que los depravados de mis amigos me pueden haber enviado. Mejor ponerse antes los cascos. Te pueden ahorrar muchos momentos embarazosos.

En fin, aunque no sean santo de mi devoción, hay que convivir con ellos. Espero que alguien los prohíba pronto. ¡¡Os van a dejar sordos a todos!!

Orson López

Anuncios

39 thoughts on “¡Malditos auriculares!

  1. A mi me han salvado del infierno mejor conocido como transporte interurbano dominicano…cuando la mejor música que pueden poner es 5 álbumes seguidos de Marco Antonio Solís o Ricardo Arjona (imagina en esos viajes largos de 2 a 3 horas quieres lanzarte por la ventana). En esos casos me aislo mis pobres oídos y a mirar por la ventana. A parte de que te evitan el parloteo de los que van hablando tan alto por sus celulares que todos en el bus tienen que enterarse de sus problemas… Para hacer ejercicios si no se va con un amigo, pero sólo para eso y de los pequeñitos.

    Me gusta

  2. Me ha divertido mucho tu reflexión. Estoy a favor de lo que dices, lo único, creo que la musica si es buena ayuda a que la vida tenga una mejor banda sonora, algo así como si fuera una película. Creo que nos vuelve mas sensibles de forma mas introspectiva, lo que no quita la critica expuesta.
    Buena entrada. Un saludo! 🙂

    Me gusta

    1. Gracias, como siempre, por tus comentarios, Ellen Ray! Estamos de acuerdo en la necesidad de la música y en sus beneficios (somos los primeros en recomendar escuchar música, y la inspiración que nos aporta para hacer nuestras entradas). El problema es ir andando por la calle y no enterarte de lo que pasa a tu alrededor por culpa de llevar los auriculares a todo volumen, nos perdemos gran parte de nuestra vida sin enterarnos. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo no estoy tan acuerdo, pones los auriculares para no molestar si vas de viaje, puedes disfrutar de las vistas igual. Hay gente que para correr los utiliza y lo veo bien si asi se estimulan mas, me parce genial. En fin para gusto los colores. Un saludo.

    Me gusta

  4. Creo que como todo en la vida son 50 y 50!!… me han salvado de situaciones de las que he querido desaparecer, me han ayudado a pretender estar ocupada para no tener que prestar atención a alguien … pero también me han hecho perder momentos maravilosos, como esos que describes, el sonido del mar, el canto de un pájaro… la risa de un niño.
    Supongo que el reto será aprender a utilizarlos a conciencia!! Cuenta pendiente para mi!!!….

    PD: Que cierto eso que dices de escuchar en el colectivo jajaja… miles de historias podrían escribirse… y me hace pensar en todos los desconocidos que habrán escuchado mis disparates, enojos, encantamientos y desilusiones!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Me encanta! Muy buena entrada. Soy de esos que prefiere contemplar el mundo, con sus estruendos o su melodía, pero sé que vale la pena. Siempre se saca algo de provecho ya sea una cosa u otra. Supongo que la gente que lleva auriculares es para evadirse del mundo, pero me parece que no logran observarlo adecuadamente para disfrutar de él realmente.
    Hace muchísimos años que no me pongo unos auriculares, desde que descubrí que hay demasiadas cosas que nos rodean y que pueden enseñarnos algo.
    Mas de una vez he reflexionado tras cotillear conversaciones ajenas solo porque el tema de la conversación era algo que nunca se me plantó delante.
    Respeto a los que vayan con los cascos a todos lados, pero se pierden bastante, al menos en mi opinión.
    Muy buena entrada de verdad.

    Me gusta

  6. A mi me han salvado en más de una ocasión incómoda pero también reconozco que a veces te puedes perder un montón de cosas por llevarlos.
    Me ha hecho gracia lo de las conversaciones triviales de los demás, a veces te encuentras con algunas que realmente merece la pena escuchar jaja

    Le gusta a 1 persona

  7. Las nuevas tecnologías pueden servirnos para sumergirnos más en el mundo, conociendo lugares, costumbres, músicas y personas que en otra época estarían fuera de nuestro alcance.
    Por otra parte también pueden separarnos y aislarnos de lo más cercano, el canto de un pájaro, el frenazo del coche que está a punto de atropellarnos, las conversaciones y músicas cercanas (no siempre agradables) e incluso las personas que están a nuestro lado, como vemos a veces en los restaurantes a seres humanos que estando en la misma mesa en vez de conversar le mandan whatsapps a otros con el móvil y ni se miran.
    Nada es bueno ni malo, todo depende.

    Me gusta

    1. Gracias por la nominación, bellaespiritu!! Por cierto, cuando quieras volver a Santiago de Compostela o a Galicia en general, puedes contactar con nosotros, somos gallegos y conocemos bastante Santiago de Compostela, sobre todo su vida nocturna. Un saludo desde Galicia!

      Me gusta

  8. Yo amo la música, la amo porque, para mí, la vida, el mundo es una sinfonía (igual que puede ser un libro). Y como la vida misma es música, estoy de acuerdo en que en muchas ocasiones es necesario para uno mismo dejar que ella misma suene y vibre en el corazón, así sea con el silencio, con la contemplación. La música de los cascos o de altavoces la suelo usar para acentuar humores o buscarlos; la de la vida me la guardo para mí.

    Me gusta

  9. Muy buena reflexión. En lo particular no me gusta utilizar los auriculares, prefiero escuchar música sin ellos, se disfruta mas. Por otra parte uno se puede perder de muchas cosas importantes que suceden a nuestro alrededor.utilizando ese “gran” invento.

    Me gusta

  10. Reconozco que llevo mucho los auriculares puestos pero si estoy en un entorno de naturaleza donde se pueden escuchar pájaros, levarlos me parece una aberración. Muchas veces sólo son un tapa ruidos: obras, coches, gritos….mejor música entonces. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s