Somos cazadores-recolectores

image

Hubo un tiempo, en la prehistoria, en el que la raza humana era cazadora-recolectora. Es decir, obtenía sus alimentos de la caza de animales salvajes y de la recolección de plantas comestibles. En esta situación, el ser humano tomaba sin dar nada a cambio. El problema, es que un ecosistema, solo podía aceptar un cierto número de individuos no productivos antes de desmoronarse.
Es decir, para que hubiera mayor densidad de población, había que dar además de tomar. Para conseguirlo se desarrolló la ganadería y agricultura, que no es más que gestionar un ecosistema para que de la máxima productividad en el mínimo espacio posible. De esta manera, los humanos pudimos agruparnos cada vez en grupos más densos hasta llegar a las grandes ciudades de hoy en día.
Con ese gran paso adelante, que fue la agricultura y ganadería, pareció que teníamos el futuro resuelto, pero no es así. Con la revolución industrial, el hombre ha conseguido un poder que antes no tenía, y de la misma manera en la que antes podíamos desequilibrar un ecosistema, ahora podemos (y lo estamos haciendo) desequilibrar los ciclos biogeoquímicos.
Los ciclos biogeoquímicos, son los flujos de los distintos elementos. Un ejemplo: El agua se evapora de los mares, viaja por la atmósfera en forma de nubes y cae en forma de lluvia en la tierra. En la tierra empieza a viajar en forma de ríos hacia el mar completando su ciclo. Lo mismo ocurre con el resto de elementos y compuestos químicos.
Hemos llegado a un punto, en el que el ser humano modifica estos ciclos. Es especialmente patente con el ciclo del carbono. Al quemar combustibles fósiles, movilizamos ese carbono que estaba fuera del ciclo y usamos como sumidero la atmósfera, sin volver a fijar el carbono.
El problema, es que al hacerlo, modificamos su ciclo, lo que cambia las condiciones, en este caso provocando el famoso efecto invernadero y elevando la temperatura. Estamos tomando sin dar.
Lo mismo ocurre con el resto de elementos, calcio, azufre, potasio fósforo, nitrógeno… En el caso de estos dos últimos, lo provoca la agricultura intensiva, pero el resultado es el mismo. Los recursos son finitos y hay que gestionarlos si queremos seguir consumiéndolos. Si queremos seguir aumentando la densidad de población.
Y no estoy hablando de ecologismo, tan solo de sostenibilidad. Nos encontramos con el mismo problema que se encontraron nuestros antepasados cuando vieron que al aumentar su número, se agotaban las presas y las plantas comestibles. Tenemos que seguir su ejemplo.
Tenemos que domesticar los ciclos biogeoquímicos.
Orson López

Anuncios

11 thoughts on “Somos cazadores-recolectores

  1. pero después fuimos agricultores, además de recolectores, por lo que podemos ser vegetarianos perfectamente, pero, los negocios y el fascismo ideológico-doctrinista, impide que prosperemos de verdad (lo siento, no he leído todo todavía). ¿Por que muchos animales se alientan de “hierbas”?

    Me gusta

  2. Buen artículo.
    Matizar que si bien el hombre en su conjunto es el responsable de todos los problemas que describes, a nivel individual el margen de maniobra para alcanzar el “equilibrio” es muy limitado. Nuestra capacidad de decisión sobre temas trascendentes es prácticamente nula. Metafóricamente hablando; podemos recoger nuestra basura, incluso una porción de la que no es nuestra. Pero ninguno de nosotros tiene el poder de decidir en que zona/país se va a crear un nuevo vertedero.
    Considero que el calentamiento global es una evidencia. ¿Porque los estados no legislan eficientemente para atenuarlo ? Puede que por ejemplo el tener una vía marítima de acceso 365 días al año por el norte del planeta que tiempo atrás estaba limitada a unos pocos meses de verano tenga mas peso que el incremento de tornados sequías e inundaciones en países que a fin de cuentas no tienen ningún valor estratégico o económico. para esos pocos que si tienen el poder decisión. Puede ser seamos una generación perdida como esos niños que por la carencia de los nutrientes mas básicos su cerebro no alcanzara su pleno desarrollo. Puede que se aproxime una nueva glaciación y Las cabezas pensantes lo único que pretenden es que nuestros biznietos estén calentitos.
    !Ahora me doy cuenta de lo egoísta que soy! . Menos mal que los garantes del bien común se desvelan por paliar esos problemas que a los simples como yo nos parecen simples pero parece ser requieren soluciones complejas.

    Me gusta

  3. Yo no creo que nos vayamos a extinguir. El ser humano va evolucionando y adaptándose a las nuevas situaciones. Es cierto que lo hace cuando la situación es crítica. Pero si no fuera crítica para qué querría cambiar?. La supervivencia es lo que mueve a encontrar soluciones a los problemas.

    Me gusta

    1. Es cierto que el ser humano se adapta, pero vivimos en un mundo con un equilibrio inestable. Si rompemos ese equilibrio las condiciones cambiaran drasticamente y en cuestión de poco tiempo. Por eso hay que adaptarse antes de que llegue la situación crítica, cuando llegue no tendremos tiempo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s