Comer en Santiago de Compostela: Hoy No Cozino

hoy no cozino recortada
Hoy No Cozino, en Rúa dos Feáns (o Callejón de Derecho)

No te asustes si ves una falta de ortografía en el título de esta entrada. Es que el sitio protagonista de esta crítica gastronómica se llama así a propósito: Hoy No Cozino. Se encuentra en Rúa dos Feáns, que popularmente es más conocida como el Callejón de Derecho. Esta ubicación no es casual, es un lugar de mucho tránsito que comunica el Ensanche compostelano y el campus sur universitario. Este local se encuentra muy próximo a la facultad de Derecho y a su biblioteca, la biblioteca Concepción Arenal (“la Conchi” para los estudiantes), probablemente la biblioteca más concurrida de toda la ciudad. Estos dos factores son muy positivos, y han sido muy determinantes para que Hoy No Cozino sea un sitio cada vez más famoso en esta ciudad.

Soy un cliente habitual de este sitio, y me acuerdo de cuando abrió, hace, aproximadamente, casi cuatro años, si la memoria no me falla. Hoy no Cozino nació como un sitio de comida para llevar, y que con el tiempo ha sabido incorporar novedades para aumentar su atractivo. Me acuerdo que, cuando abrieron, casi no tenían mesas ni sillas para tomar allí sus productos, tenían un enorme espacio vacío entre el mostrador y la entrada que, desde fuera, daba la sensación de que nunca iba nadie allí. Ahora, ya las tienen, y casi siempre están llenas, aunque es verdad que no son muchas (tampoco tienen espacio para poner más), pero desde fuera ya aporta otra sensación, les aumentó mucho la clientela desde entonces.

Otra novedad que han incorporado es su servicio de catering. Se adaptan a todo tipo de presupuestos. También lo he probado en más de una ocasión, y la verdad es la gente de Hoy No Cozino lo hace bastante bien para eventos con poco presupuesto (que es donde he probado este servicio), pero no sé como lo hacen con presupuestos más elevados.

Además, por otro lado, tienen servicio de cafés, y una especie de sección que se puede denominar como de “los chuches” (como diría Rajoy), en la que venden golosinas, chicles, patatas fritas de bolsa, y diferentes productos que encuentras fácilmente en las tiendas de golosinas. Esto último lo aprovechan debido a que no existe ninguna tienda de golosinas en el entorno más próximo.

Hablemos de la comida. Prácticamente a cualquier hora del día, puedes adquirir, por ejemplo, un bocadillo de casi lo que quieras, la variedad de ingredientes para meter al bocadillo es muy amplia. Pero de la misma manera que pides un bocadillo, puedes pedir un sándwich, una hamburguesa de ternera o de buey, o bien optar por unos nuggets, unas alitas de pollo, un perrito, o unas fajitas. He probado casi todos ellos, y cualquiera de estos productos son más que aceptables. Las hamburguesas vienen en pan similar al pan de bolla gallega, lo cual aporta un toque diferente a la hamburguesa tradicional. En cuanto a los desayunos, tienen una oferta de café o colacao, con pieza de bollería y chupito de zumo por 1,80€.

Pero el punto fuerte de Hoy No Cozino reside en los menús del servicio de comidas. Se ofrece comida muy normal, pero casera, algo muy a tener en cuenta. Y las raciones son más que suficientes para la mayoría de las personas, aunque es verdad que puede que a los que comáis mucho no os llegue. El menú consta de un plato a elegir, entre los 7 diferentes que ofrecen a diario, agua (botella de 330 ml), pan y postre. Cada día hay muchos platos diferentes a escoger, pero casi siempre hay algo de pescado, uno o dos tipos de carne, algún plato con base de legumbres, algún plato a base de verduras, algo de pasta, paella,… Más o menos hay opciones más que suficientes para poder comer variada y equilibradamente cada día. Y en cuanto a los postres: yogur natural o de fresa, flan (en ambos casos, productos de marca blanca, muy normales), o fruta, que cada día es diferente, aunque las naranjas y las peras son las frutas más habituales. Esto es lo que había para escoger hoy en los platos:

menu hoy no cozino recortado

Si solamente con el nombre no te fías de como son estos platos, dentro del local, en el mostrador, están expuestos casi todos los platos, para que puedas juzgar por ti mism@ sobre la pinta que tienen los diferentes platos. Yo personalmente os recomiendo las carnes de ternera o cerdo con salsa, que en Hoy No Cozino las hacen muy bien, y dentro de eso, mis dos platos favoritos: los codillos estofados y, sobre todo, el lomo con nata. El lomo en combinación con la nata y los champiñones, da como resultado una carne que se te deshace en la boca, y que está para chuparse los dedos. Y de los codillos, mirad la foto de debajo. ¿No os entra hambre sólo de mirar la pinta de tienen?

12391381_337135253123567_1805421077137775618_n
Foto extraída del perfil oficial de Hoy No Cozino en Facebook

Para los platos que necesiten guarnición, puedes escoger libremente si quieres acompañar tu plato con arroz, patatas fritas o ensalada, lo cual es otro punto positivo. Además, por un pequeño coste adicional, puedes incluir en tu menú un plato de cuchara, que es uno diferente cada día. En esos platos de cuchara suele haber: caldo gallego, sopas de varios tipos, diferentes cremas de distintas verduras,…

Hoy como plato de mi menú (que me lo he pedido para llevar, como hace la mayor parte de la gente que viene a este local) he escogido el pollo al curry, y lo he acompañado con patatas fritas. Un punto positivo es que me han preguntado si prefería pechuga o muslo, pero como me gustan ambas por igual, pues me han echado de los dos. También me han preguntado si quería salsa o no, algo que también es de agradecer. Yo os recomiendo siempre echarle salsa, primero, porque inundar las patatas fritas que hacen en Hoy No Cozino en cualquier salsa de las carnes, aporta un gran plus de sabor, segundo, aporta mucha jugosidad a la carne, y tercero, y aunque en teoría los códigos de buena conducta dicen que no se debería de hacer, mojar pan en las salsas es uno de los mayores placeres culinarios que existen.

IMG_20151217_142922
Así es la presentación del pollo al curry con patatas fritas

La carne del pollo estaba muy bien, y para los amantes del curry, deciros que en el plato no se escatima en el sabor a curry, el curry es la atmosfera que envuelve al plato, por lo que no hay queja en cuanto al sabor. Tampoco hay exceso de sabor a curry, ya que puedes notar perfectamente también el sabor del pollo, y las patatas fritas saben bastante normales, pero si se impregnan en la salsa, la mejora cualitativa es muy grande.

Y lo mejor del menú es el precio: 4,20€ (más 1,20€ con plato de cuchara). ¿En cuántos locales se puede comer tan rico a ese precio? Es una comida muy normal, pero casera, que es muy importante para comer bien, sano y equilibrado. Algunos podréis decir: ¿el postre no debería ser casero también, igual que la comida? Puede ser, pero supongo que eso supondría un incremento al precio del menú, que podría no hacerlo tan atractivo para mucha gente. A mí personalmente no me importaría tomar un postre casero por un incremento razonable en el precio del menú, pero tener un buen menú a un precio muy competitivo no es tema baladí.

Por último, quiero destacar el trato que recibes por parte del personal. Es un local regentado por una familia, y el trato que recibes, sobre todo cuando llevas mucho tiempo yendo allí, es, precisamente, familiar, lo cual es un punto muy positivo y es de agradecer, ya que invita a que vuelvas una y otra vez a coger comida allí.

En resumen, estamos ante un local donde es posible un precio asequible por comida rica que se aproxima bastante a la mejor comida que se puede tomar: la comida de casa. Es un lugar donde lo único que te tienes que preocupar es de disfrutar de la comida, ya que, salvo en casos muy excepcionales, ni siquiera necesitas pasar la comida por el microondas, ya que la política de este local es hacer la comida poco a poco, es decir, no hacer grandes cantidades de comida cada vez que cocinan, para poder asegurar una temperatura idónea a los productos y poder mantener la calidad de los productos, y que, independientemente de si llegas al local a la una, a las dos, o las tres, puedas adquirir la comida sin perder su calidad. Así que, ya sabéis, si estáis en Santiago de Compostela, y queráis gastar poco en comer, Hoy No Cozino es vuestro local.

Simón de Eiré

Anuncios

6 thoughts on “Comer en Santiago de Compostela: Hoy No Cozino

  1. Caray! Después de leerte, se me estar despertando unas ganas tremendas de hacer una visita a Santiago. Y ¡por supuesto! me voy rápidamente a comer.
    Buena recomendación nos ha hecho el aguijonescarlata!
    Besetes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s