El equilibrio inestable

Hace tiempo, me preguntaba por que era malo quemar combustibles fósiles. Entendía lo del cambio climático y el efecto invernadero, lo que no entendía, era porque era malo, si el combustible fósil es basicamente carbono fijado por seres vivos, no le veía diferencia a quemar madera, frente a quemar carbón, pero sí que hay diferencia, una diferencia abismal.

El carbono, fluye en un ciclo biogeoquímico, que dicho así suena muy mal, pero no es más que un ciclo en el que intervienen procesos biológicos, geológicos y químicos. El ciclo podría resumirse en que en la atmósfera hay CO2 que es fijado en forma de compuestos orgánicos por las plantas gracias a la energía de la luz. Estos compuestos orgánicos fluyen en una cadena trófica hasta que son completamente consumidos, es decir, oxidados a CO2. Cuando esto ocurre, el carbono vuelve a la atmósfera.

En este ciclo participan muchos más procesos y tiene montones de ramificaciones, pero para explicar porque es malo quemar combustibles fósiles es suficiente con esto.

Por tanto, hay una cantidad de carbono total en el ciclo. Una parte, está en forma de compuesto orgánico, y la otra parte, como CO2 en la atmósfera.

La parte que está como CO2 en la atmósfera, produce el mundialmente famoso efecto invernadero. Este consiste en una elevación de las temperaturas al evitar la perdida de calor del planeta. De hecho el CO2 no es el gas que mayor efecto invernadero produce, sorprendentemente, el gas cuyo efecto invernadero es mayor ¡Es el agua! Parece mentira, pero es cierto. Además de estos dos hay muchos otros, como los óxidos de nitrógeno, pero el que se suele citar es el CO2 porque es sobre el que mayor efecto tenemos los humanos.

Desde la revolución industrial, cuando se comenzaron a quemar combustibles fósiles en masa, la concentración de CO2 en la atmósfera, ha aumentado exponencialmente. Esto, en última instancia acabará por cambiar nuestro clima porque todo el carbono contenido en los combustibles fósiles, estaba fuera del ciclo, y se vuelve a inyectar en él.

Realmente, esto no es un problema para la tierra. En el pasado, cuando estos combustibles se formaron a partir de seres vivos, las concentraciones de carbono en la atmósfera eran mucho más altos, y en consecuencia, el clima era mucho más caluroso. Para que os hagáis una idea, ha llegado a haber manglares en la desembocadura del Támesis. El problema, es que desde que todo ese carbono quedó apartado del ciclo y el clima se volviera tal y como es ahora, nosotros evolucionamos adaptándonos a las nuevas condiciones.

Nuestro cuerpo está adaptado para vivir con cierta concentración de CO2 en el aire, ni más ni menos. Pequeñas variaciones podrían suponer graves problemas de salud. Pero es que además de eso, hemos aparecido como civilización. Con el aumento de temperaturas, ciertas regiones de la tierra dejarían de ser habitables, y otras zonas que hoy en día son inhabitables, se convertirían en paraísos. ¿Os imagináis una migración en masa de centroamérica a Groenlandia?

Por no hablar, de que con la fusión de los polos subiría el nivel del mar, inundando las zonas costeras de todo el mundo, precisamente los lugares donde vive la mayor parte de la población.

Además de los problemas de salud derivados, habría que tener en cuenta los enormes costes sociales y económicos que supondría un aumento de las temperaturas.

Pero hay algo mucho más preocupante aún. El clima en la tierra, está regulado por las corrientes oceánicas, enormes flujos de agua que reparten el calor del ecuador hacia los polos, permitiendo que haya temperaturas suaves en casi todo el planeta. Estas corrientes funcionan gracias a equilibrios de temperatura y salinidad, que se podrían ir al garete si en cierta región disminuyera la radiación solar y aumentaran las lluvias. Podríamos encontrarnos con un escenario similar al de la película “El día de mañana” sin las exageraciones propias de Hollywood. Otro equilibrio preocupante, es el del permafrost, el suelo congelado y rico en materia orgánica. En caso de descongelarse, toda esa materia orgánica se descompondría enviando toneladas de CO2 atmósfera y acentuando aún más el efecto invernadero.

No quiero ser alarmista, pero lo cierto es que vivimos en un equilibrio inestable, donde una pequeña variación, puede provocar un efecto dominó que acabe con el mundo tal y como lo conocemos.

Orson López

Anuncios

7 thoughts on “El equilibrio inestable

  1. Digamos que todo equilibrio vital es inestable desde este punto de vista. Un pequeño cambio en la concentración de azúcar en sangre y zaz! Y así tantas otras cosas… Es la maravilla y el misterio de la vida. Algo que no llegamos a comprender del todo y nos fascina. Con solo unos 2 grados más de aumento en los próximos años, se vaticinan cambios irreversibles. Lo que peligra no es la vida, ya que la tierra ha pasado por lo menos por 5 grandes extinciones, sino nuestro “estilo” de vida, y diría más bien el “estilo occidental urbano”, aún hay muchos que prescinden de la electricidad y otras cosas que nosotros no imaginamos no tenerlas (pueden ver en mi blog este documental muy recomendable “Home” https://nurdatkir.wordpress.com/2015/08/13/home-documental/).

    En todo esto, lo que me consterna es que el daño es a nosotros mismos, por falta de atención, de amor, por tener una escala de valores totalmente invertida. Pero hay muchos que ya han cambiado antes de nosotros, y nosotros estamos haciendo lo nuestro.

    Saludos!

    Me gusta

  2. De nuevo felicidades por el artículo. Aunque con tu permiso deseo realizar mi aportación particular. El nivel del mar aumentará con el incremento de las temperaturas y ésto es debido en parte a la descongelación del hielo de los polos, pero sobretodo será debido a la dilatación que sufrirá el agua de los océanos al aumentar la temperatura.
    Quemando los combustibles fósiles, lo que hacemos (como bien dices) es inyectar a la atmósfera el carbono que lleva miles de años enterrado y por tanto alteramos el ciclo geológico del carbono.
    Te animo a que destaques el impacto sobre las especies, tanto animales como vegetales, que tendrá (está teniendo ya) el aumento de temperaturas. Se cree que el daño puede compararse a la caída de un meteorito sobre la Tierra.
    Otro tema importante que me gustaría comentarte es que no has citado el metano “CH4” como otro de los gases de efecto invernadero. De hecho el metano tiene más capacidad calorífica que el CO2 y, por tanto, contribuye en mayor medida al calentamiento atmosférico que el propio dióxido de carbono. Es importante que cites el metano porque éste es el gas que hay atrapado en el permafrost que has citado. Es decir, si se descongela el permafrost sería metano (y no CO2) el gas que se liberaría a la atmósfera y, por tanto, se agravaría enormemente el problema en un “efecto dominó” como bien has citado. Te recomiendo que busques en internet el término “hidratos de gas”.
    Bueno, de nuevo felicitarte.

    Me gusta

    1. Muchisimas gracias por este completo comentario. No soy ningún experto en el tema, solo un aficionado. No había caído en lo del nivel del mar, leeré sobre ello.
      Respecto al impacto sobre otras especies, desde un punto de vista antropomórfico no tiene demasiada importancia, aunque si es muy importante en ciertos ecosistemas y para el mantenimiento de la biodiversidad.
      Lo del permafrost si que lo sabía, el hielo que arde, el metano. No lo incluí en el artículo porque la actividad humana tiene un menor efecto sobre él. A lo que me refería es a toda la materia orgánica que se mantiene allí congelada y que no se degrada por el frío. No se si estoy equivocado en esto, si es así corrígeme.
      Muchisimas gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola! Me pareció super interesante tu post, y quería simplemente contarte que el tema de la pérdida de biodiversidad es un problema a tener en cuenta, ya que un mínimo cambio en el ecosistema (como un pequeño aumento de temperatura) puede provocar la extinción de alguna especie que es la que logra el equilibrio en la cadena trófica y a la larga nos afectaría a nosotros también.
    Simplemente eso, y que igual lo más problemático de todo es que no se le da la importancia que se le debería dar al tema (como con la contaminación, justo el otro día escribí sobre eso) y es hora que haya un cambio para darnos realmente cuenta de lo que está pasando y tratar de revertirlo.
    Saludos! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s