Resacón de San Valentín

wpid-cómo-curar-un-corazón-roto.jpg.jpeg

¿Ha pasado ya, no? ¿Ha pasado el San Valentín, verdad? Uf, menos mal, pensé que lo de ayer no se acababa nunca. Menuda resaca tengo hoy. No es porque haya bebido demasiado alcohol ayer de noche, ni nada por el estilo, sino que acabé muy empachado de ver enlaces de internet a canciones románticas, corazoncitos de muy diversas formas, y mensajitos del tipo: ¡Cari (amor, cariño, o cualquier pastelada de ese tipo), te quiero! ¡Feliz día del amor! ¡Feliz día de la amistad! ¡Feliz San Valentín!, etc.

Por Dios, que pesadilla. Parecía aquello una epidemia. ¿Es que queréis que haya más diabéticos en el mundo de los que ya hay o qué? Madre mía, cuanto azúcar. Hubo más azúcar ayer que en 10.000 latas de refresco (sabiendo esto último mucho mejor que lo de ayer). Tanto azúcar había ayer, que había que tener precaución a la hora del postre o de tomar cualquier dulce.

Con todo esto, puedo parecer un poco el Grinch respecto a este señalado día, pero es que es indignante. No porque se celebre, ni porque las parejas se quieran, ni tampoco porque hagan algo especial ese día, cada uno es libre de hacer lo que quiera ese día.

Pero hay una cosa de este día que me rebota muchísimo. Parejas del mundo: los demás no tenemos porqué aguantar vuestras pasteladas. Haced lo que queráis, pero por favor, en privado. No tengo porqué abrir mis redes sociales y ver constantemente vuestros besos de tornillo mal dados, las cajas de bombones con forma de corazón o los ramos de flores que os han regalado. Disfrutad de todas esas cosas, si, pero los demás no tenemos porqué verlo.

Ya ni hablemos de toda la parte comercial de este día. Qué monotemáticas están las tiendas de todo tipo los días previos a San Valentín con este tema. Que si descuentos por San Valentín en viajes para dos, que si productos especiales para expresar amor,… Como si fuese estrictamente necesario tener esas cosas para poder expresar amor hacia tu pareja. Menos mal que, al estar este año San Valentín tan próximo a los carnavales, su efecto se notó menos que otros años, pero aún así, le llegó bien.

Y menos mal también que no he salido a la calle ayer, si no, estoy seguro que habría más cosas que seguro me hubiesen rebotado de ese día. Espero que eso lo contéis vosotros en vuestros comentarios. Por mi parte, este San Valentín lo he celebrado como creo que debería ser: entre filloas y licor-café (pero sin pasarse). Porque la buena comida y la buena bebida son dos de los mayores placeres que existen en esta vida. ¡Feliz San Valentín!

Simón de Eiré

Anuncios

17 thoughts on “Resacón de San Valentín

  1. Tienes toda la razón! !! Qué resaca de corazones para entrar en coma diabético de tanta dulzura embotellada. Me encantan las expresiones de amor pero…todos los días del año y separadas del consumismo que nada tiene que ver con el amor. Gracias por tu franqueza. Olé! !!!

    Me gusta

  2. Jajaja definitivamente, no recuerdo que San Valentín, en algún momento haya sido Santo de mi Devoción, me parece una mentira del amor, me parece falso el día, porque al final creo que cualquier día uno debe demostrar amor y no sólo con regalos, sino con acciones, que tienen más valor que un ramo de flores. Pero bien, el Síndrome del Amor Romántico, esta mas extendido que el ZiKA, hace más daño que el Zika, pero nadie le para pelota. Saludos.

    Me gusta

  3. Jajaja, tú eres de los míos 😀
    A mí también me molesta la necesidad de muchas personas por mostrar su amor a todo el mundo. Creo que con que se lo muestren a sus respectivas parejas, es más que suficiente. Además, siempre tienes al típico o típica gilipollas, que encima escribe los mensajes en inglés, como si así tuviera más autenticidad.
    Pienso que hacer algo más especial una vez al año no está mal, pero creo que mucha gente se equivoca en su forma de expresarlo.
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Jajaja, la verdad es que a mi me da lo mismo lo que hagan; con mi pololo no hacemos mucho, lo que nos nace en el momento, comer sushi, pero la verdad es que eso lo hacemos siempre, así que bue.

    Me gusta

  5. ja, ja,ja, lo que digo yo! O te unes a ellos y te dejas llevar o te encierras en casa para no enterarte.
    Yo también hice corazones dulces para repartir pero ni me comí ninguno ni le dí uno a mi pareja porque te quieres o no todos los días con sus altibajos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s