¡Nuevo disco de Talco: And The Winner Isn’t!

talco-cd-ep-and-the-winner-isn-t

Por fin escribo y publico uno de esos típicos posts que tienes muchas ganas de hacer, pero que por x o por y, lo vas dejando, lo vas dejando,… hasta que llega un momento en el que por fin te decides a escribirlo, porque ya era hora de publicarlo. De hecho, esta entrada en concreto, por lo que voy a tratar, ya llega con retraso, pero mejor tarde que nunca. Allá vamos.

Hace casi dos meses, salió el nuevo trabajo del grupo italiano de ska-punk Talco, un grupo que me gusta mucho y del que ya os hablé en varias entradas de este blog. Este nuevo LP de los de Marghera, lleva por título And The Winner Isn’t, un título bastante elocuente y sugerente a la vez, teniendo en cuenta la temática de sus letras, y que se puede considerar una continuación del pasado álbum, del que también os hablé en el blog, Silent Town.

Este nuevo álbum de Talco parece que continúa con las características propias de este grupo: ese ska con aires de la “patchanka” propia de Mano Negra|Manu Chao, mezclado con punk, alternando en algunas canciones muchas bajadas de revoluciones con muchos momentos en donde meten tralla a tope, y continuando con las letras de temática muy reivindicativa a nivel político y social.

Pero vayámonos sumergiendo en cada uno de los nuevos 14 temas que trae este nuevo trabajo de Talco, por el orden en el que vienen en el álbum. Arrancamos con Al Parto sfigurato della Superiorità, donde se empieza de manera bastante suave, va incrementando un pelín los decibelios con unos segundos de banjo y batería, algo tan característico de algunos grandes éxitos anteriores de Talco, véase especialmente La Parabola Dei Battagghi, para seguir subiendo las revoluciones ya con el resto de los instrumentos, destacando especialmente el sonido de las guitarras con el dúo de trompeta y saxo y la batería de fondo, y que conforman parte de ese sonido tan característico de Talco, y que hace reconocible el distintivo musical de esta banda. De todas formas es una canción algo breve y suave para ser Talco, pero sin llegar a una balada, ni mucho menos, sino que más bien es una canción introductoria para lo que viene a continuación.

Para seguir aumentando los decibelios y la velocidad del ritmo, hay que pasar a la siguiente canción, Onda Inmobile, una canción que ya es de esas tan “pogueables” (pogueable: dícese de la canción que suele ser apropiada para realizar pogos) de Talco. La voz de Dema toma más protagonismo que en la anterior canción. Es una canción con mucho ritmo, bastante rápida, aunque la velocidad sube y baja según el momento de la canción.

Pasemos ya a la tercera canción, titulada Señor Hood. Aquí toma algo más de preponderancia el dúo de trompeta y saxo y la voz de Dema, aunque las guitarras y las baterías también hacen acto de presencia. También es algo más suave que la canción anterior, pero no demasiado, ya que es una canción bastante “pogueable”. Cuarta canción: Bomaye. Esta canción en su letra hace honor, de manera bastante simbólica, al legendario boxeador Muhammad Ali. Por ello, en el videoclip oficial de esta canción, la temática del boxeo está muy presente. Musicalmente hablando, estamos ante una canción muy potente, que arranca con los ya mencionados segundos de banjo, para a continuación, pegar un salto muy elevado en cuanto a decibelios y a potencia, y en donde en algunos momentos parece que las guitarras, la batería y el dúo de trompeta y saxo estuviesen compitiendo por ver quién es el que mete más caña. Pero comprobad por vosotrxs mismxs el videoclip oficial de esta canción:

Quinta estación: Reclame. No es que le reclame usted a Talco, no, sino que Reclame es el título de esta canción instrumental, un breve pero entretenido ejercicio musical que anima a seguir escuchando más de este álbum como, por ejemplo, la siguiente canción, Lungo La Macabra Stanza. Tras este título tan siniestro, se encuentra una canción que musicalmente es muy alegre y divertida según la manera en que Talco hace su música: canción muy “pogueable”, mucha caña alternada con bajadas breves y momentáneas de decibelios, pegadiza melodía musical que desprenden la trompeta y el saxo, estribillo muy pegadizo, incluso con un momento de violín,… ¿A qué estáis esperando para hacer pogos con esta canción?

A continuación, la canción que da nombre a este álbum. Rompiendo con todo lo escuchado anteriormente, estamos ante una breve canción instrumental sin guitarras, pero con acordeón, y que hace tributo a esa parte del circo italiano de la que deriva una parte de la identidad musical de Talco.

Esta canción ya nos prepara la siguiente, una de las más destacadas de este álbum: La Verità. Estamos ante una canción muy crítica con muchos usos de las redes sociales muy generalizados, además de ahondar y criticar fuertemente en los motivos que existen detrás de estos usos populares de las redes sociales. En lo musical, estamos ante una canción muy “pogueable”, con mucho ritmo y mucha caña (aunque también hay una parte suave que está genial), y con letra muy fácil de cantar, al menos en el estribillo.

Ahora toca Intervallo. Sí, y como su propio nombre, esta canción es un intervalo breve instrumental con bastante ritmo que nos empuja a seguir con el álbum. Siguiente canción: Domingo Road. Mucha caña en esta canción, las guitarras y la batería metieron mucha tralla en esta canción, que por cierto, también es muy “pogueable”, gracias a la trompeta y el saxo. El estribillo es el más pegadizo de todos. Yo desde luego estuve mucho tiempo acordándome de él: “Domingo Road, Domingo Road ohh”.

Antepenúltima canción: Avatar. No, no la hizo James Cameron, sino Talco. Sigue la caña intensiva, las guitarras, la batería, la trompeta y el saxo, y la característica voz de Dema. Seguimos en una dinámica “pogueable”. Penúltima: Matematica Idea. En un principio parece que llega el momento balada al que suelen acostumbrarnos Talco al menos una vez en cada uno de sus LP. Y si normalmente las baladas también les salen bien a los músicos de Talco, en esta ocasión no iba a ser menos. Pero eso sólo es el principio de esta canción, porque enseguida vuelve la caña, la “pogueabilidad”, y el sonido característico de Talco. Cuenta además con otro estribillo muy pegadizo.

Última canción: Silent Avenue (Nella Strada II). Para despedirnos de este álbum, Talco ha pensado en un tema que resume muy bien su esencia musical, sus subidas y bajadas de decibelios, esa combinación única de voces, guitarras, batería, saxo, trompeta, y otros instrumentos, que tanto caracteriza a Talco, esa “pogueabilidad” o facilidad para poder poguear al ritmo de la mayoría de sus canciones,… ¡Que sepa bien de quién es la música de este álbum a través de esta canción! ¡Y hasta tiene un breve solo de guitarra! ¿Qué más le se puede pedir a esta canción de Talco?

Vaya, se ve lo que bueno es breve o se hace breve. Y es que Talco no ha defraudado en este nuevo álbum, siguiendo con la línea musical que los ha llevado al éxito y que tanto nos gusta. Debajo de estas líneas os dejo el vídeo de Youtube del canal oficial de este grupo en donde se puede este álbum, o si lo preferís escuchar en modo de lista de reproducción de Youtube, también os dejo el enlace correspondiente. Después de esto, no me queda mucho más que decir, salvo el hecho de animaros a escuchar este álbum y de despedirme de vosotrxs hasta el próximo post. Saludos.

Pedro Caramelo (a.k.a. Simón de Eiré, a.k.a. “el boinas”)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s