Fascismo irlandés (1/2)

ireland-1312438_1280

Resumen

En este artículo, que se publica en dos partes en este blog (la segunda parte se publicará mañana), abordaremos la temática del fascismo irlandés, básicamente analizando a los personajes y organizaciones del fascismo histórico irlandés, es decir, de los diferentes protagonistas del movimiento fascista en Irlanda en un periodo aproximado entre el tiempo de entreguerras y la II Guerra Mundial.

Ya advierto desde el primer momento al lector de este post, de que este es un artículo de análisis histórico, sin ninguna otra intención que la de informar y divulgar un pedazo de conocimiento histórico. No toleraré que se haga apología del fascismo.

Introducción

Parece que cuando se aborda el fascismo, en términos generales, casi siempre se habla de los fascismos o parafascismos que finalmente pudieron gobernar en sus respectivos países, sobre todo la Italia de Mussolini, la Alemania nazi, en nuestro entorno geográfico, la España franquista y el Portugal de Salazar, y ya en un segundo plano, de otros países como la Austria de Dollfuss, la Grecia de Metaxas, la Croacia de los Ustacha,…

Pero los estudios sobre el fascismo en términos generales, parece que dejaron un poco de lado a los fascismos que no llegaron a gobernar en algunos países, lo cual creo que debería ser corregido, pues algunas veces, a nivel popular, debido al fruto de una interpretación errónea y simplista de la Historia, se piensa que si en un país no gobernó nunca el fascismo, es porque no existió, cuando no es verdad.

Sabemos que el fascismo fue una ideología global y que hubo movimientos fascistas y parafascistas en diversos países del mundo, pero los estudios dedicados a los fascismos y parafascismos de países donde no triunfaron estos movimientos o no materializaron su ideología, si por algo se caracterizan es por su escasez, especialmente si los comparamos con algunos de los ejemplos anteriormente citados.

Uno de esos lugares donde no triunfó el fascismo fue la isla de Irlanda. Debido a una serie de circunstancias propias (reciente creación de un Estado independiente irlandés, división entre Irlanda e Irlanda del Norte, surgimiento de grupos armados,…), el contexto político de la Irlanda de la primera mitad del siglo XX es muy particular.

En esta singular situación, el fascismo también surge en Irlanda, aunque también tuvo características muy particulares si lo comparamos con el fascismo clásico, el fascismo italiano. La toma de poder de Mussolini en Italia sucede mientras la isla de Irlanda se ve inmersa en el proceso de independencia de Gran Bretaña y en la Guerra Civil que ocurre una vez alcanzada dicha independencia, uno de los motivos por los que esa llegada y asunción del fascismo en Irlanda se produzca de manera tardía, durante la década de los años treinta e incluso a principios de la década de los años cuarenta.

Además, para el caso del fascismo irlandés no podemos hablar de una única institución o partido político fascista, ni tampoco de un único ideario o de un único programa ideológico de consenso, sino más bien de una miríada de grupos muy divididos y efímeros en el tempo, lo cual hace que su capacidad de convencer a las masas se vea muy menguada.

En la década de los años treinta, el fascismo irlandés tuvo a un protagonista muy reconocido: el general Eoin O’Duffy. Este general fue el encargado de articular (y crear) la mayor parte de las organizaciones vinculadas al fascismo irlandés, englobadas bajo dos términos populares: Camisas Azules y Camisas Verdes.

En la década de los años cuarenta, más concretamente en 1942, Gerald Cunningham (o Gearóid Ó Cuinneagáin), funda el partido político que va a obtener el mayor y único éxito electoral del fascismo en Irlanda: Ailtirí na hAiséirghe (Arquitectos de la Resurrección).

En el medio de ambos, hubo más manifestaciones del fascismo irlandés, de mucha menor relevancia: Irish Christian Front (ICF), Irish Friends of Germany (IFG), People’s National Party (PNP).

Para el caso de Irlanda del Norte, habrá que remitirse a la actividad del fascismo británico, representado sobre todo por la Unión de Fascistas Británicos de Oswald Mosley, pero por la complejidad de este tema, no se abordará en este artículo.

Contexto histórico

La isla de Irlanda comienza el siglo XX aún bajo el dominio británico, pero la actividad nacionalista irlandesa poco a poco comienza a ser una opción política de cierta relevancia. En este momento, no se puede decir que el nacionalismo irlandés sea una ideología de masas, sino más bien una corriente de pensamiento muy atractiva para una parte muy importante de las élites intelectuales irlandesas.

Esta situación comienza a cambiar en el año 1916, año en el que se produce el Alzamiento de Pascua, una rebelión armada hecha por algunos conocidos líderes nacionalistas, que debido a diversos avatares organizativos, finalmente fracasa.

La situación del nacionalismo irlandés no cambia por el alzamiento en sí mismo, sino por la respuesta ejercida por las autoridades británicas ante esta rebelión: la condena a muerte de todos los líderes alzados (solamente hubo una condena a muerte finalmente conmutada por cadena perpetua: la de Éamon de Valera, debido a que éste contaba con la ciudadanía estadounidense, y su ejecución podría causar un grave conflicto diplomático entre el gobierno británico y los Estados Unidos).

Esta respuesta del gobierno británico ante la rebelión, fue considerada excesiva para una gran parte de la población irlandesa, lo que anima a esa parte de la población a sumarse a las filas o a las simpatías del nacionalismo. Esta situación se plasmó en la práctica dos años después, en las elecciones generales de Gran Bretaña de 1918. El partido político que a partir de 1916 englobó a la mayor parte del nacionalismo irlandés, el Sinn Féin (SF), en estas elecciones de 1918, obtuvo el 70% de los escaños asignados a Irlanda en el Parlamento de Westminster.

Pero los miembros electos del SF se negaron a ocupar sus escaños en Westminster y decidieron tener su propio parlamento en Irlanda: el First Dáil. Reino Unido lo declara ilegal, pues entendían que esto suponía una declaración unilateral de independencia, y así comienza a Guerra de Independencia irlandesa o Guerra Anglo-Irlandesa (1919-1921).

Este conflicto termina con la firma del Tratado Anglo-irlandés, que establecía, entre otros puntos, la configuración del estatus político del Estado Libre Irlandés (ELI, que es la denominación que va a tener la Irlanda independiente hasta 1949, cuando pasará a llamarse República de Irlanda, la denominación actual) respecto a Gran Bretaña (en términos actuales, este estatus político del que se habla en este Tratado, correspondería con la actual Commonwealth, donde, entre otras condiciones, la monarquía británica ocuparía la jefatura del Estado a través de un representante, el Gobernador General, y los representantes de los Parlamentos de los países miembros de la Commonwealth debían jurar lealtad a la Corona británica), y la celebración de una votación en Irlanda del Norte (por la Ley de gobierno de Irlanda de 1920, se crea la división actual entre Irlanda del Norte (formada por seis de los nueve condados de la histórica región del Ulster) e Irlanda del Sur (formada por el resto de los condados irlandeses, esta última será el Estado Libre Irlandés y a partir de 1949 será la República de Irlanda)) sobre su permanencia o no bajo dominio británico (votación en la que finalmente ganó la permanencia en el Reino Unido).

En este nuevo Estado naciente del ELI, la firma de este Tratado provocó la denominada Guerra Civil Irlandesa (1922-1923), debido a las hondas divisiones entre las filas nacionalistas, en primer lugar, entre Irlanda e Irlanda del Norte, y después, dentro del ELI, entre partidarios y detractores del Tratado.

Estas divisiones se aplican especialmente en el Ejército Republicano Irlandés, más conocido como el IRA (en este artículo, y salvo que se indique lo contrario, cuando se hable del IRA, se hablará del denominado “IRA antiguo” o “IRA original”, que es diferente de los IRA modernos, posteriores á Guerra Civil irlandesa), la fuerza militar del bando nacionalista durante la Guerra de Independencia (el IRA pro-tratado es el origen de lo que acabará siendo el ejército nacional de Irlanda y la Garda Síochána (la policía irlandesa), mientras que el IRA anti-tratado, fusionado después con el IRA de Irlanda del Norte, seguirá ejerciendo su actividad violenta incluso después de terminar la Guerra Civil, y serán el origen de los IRA modernos (IRA Provisional, IRA Oficial, IRA Auténtico, etc.), que serían los grupos terroristas más conocidos en la actualidad), y en el SF.

En este último caso, provocará una miríada de nuevos partidos políticos, sobre todo en el espectro político de la derecha (los dos principales partidos políticos de la derecha surgidos en este momento fueron el Cumann na nGaedhael (partido pro-tratado que en 1933, junto con el National Centre Party y los Camisas Azules de Eoin O’Duffy, acabarán haciendo el partido Fine Gael) y el Fianna Fáil (partido anti-tratado liderado por Eamon de Valera). Fine Gael y Fianna Fáil, hasta tiempos recientes, fueron los partidos que históricamente se vienen alternando en el poder en Irlanda), dejando mayormente en el SF a los simpatizantes del marxismo.

La victoria de los favorables al Tratado en esta Guerra Civil, favorece a algunos de estos nuevos partidos, pero esto también hace que estos mismos partidos se conviertan en posibles objetivos del IRA anti-tratado que aún operaba esporádicamente después de la Guerra Civil.

Este hecho, junto con la necesidad de honrar y ayudar a los antiguos soldados participantes en la Guerra Civil a reincorporarse a la vida civil, hace que se creen asociaciones de soldados participantes en esa contienda, que aumentaron su popularidad a partir del contexto de crisis económica mundial de la década de los años treinta que también afectó a Irlanda. Y es ahí donde comienza a dar sus primeros pasos el fascismo en Irlanda.

Eoin O’Duffy

Eoin-O-Duffy

Antiguo combatiente durante la Guerra de Independencia Irlandesa y la Guerra Civil irlandesa, que fue escalando puestos en los mandos militares, que finalmente fue nombrado Comisionado de la Garda Síochána, hasta que en 1932, con el nuevo gobierno de Fianna Fáil (desde 1923 hasta 1932, gobernó Cumann na nGaedhael), fue destituido de dicho cargo.

A Eoin O’Duffy, en 1933, le ofrecen la presidencia de la Army Comrades Association (ACA), que nace en el año anterior, la mayor asociación de antiguos combatientes de la Guerra Civil irlandesa. Desde ese momento, los miembros de la ACA y de las sucesivas nuevas denominaciones y organizaciones surgidas a partir de la ACA liderada por O’Duffy, serían conocidos popularmente como los Camisas Azules.

Veamos un poco e la evolución de esas organizaciones englobadas dentro del término Camisas Azules. En julio de 1933, la ACA pasa a denominarse Guardia Nacional, pero un mes después acaba siendo ilegalizada por el gobierno. En noviembre de 1933, se crea la Young Ireland Association (YIA), ilegalizada a finales de ese mismo año. A continuación, se crea la League of Youth (LoY), institución de la que Eoin O’Duffy es su presidente hasta 1934, y que acabaría oficialmente en 1936.

O’Duffy, en gran medida, trató de imitar a Mussolini e intentó que los Camisas Azules se asemejasen al Partido Nacional Fascista italiano, por lo menos en algunos aspectos formales. Por ejemplo, los Camisas Azules adoptaron como suyo el saludo fascista del brazo extendido, como podemos ver en la foto de debajo de estas líneas:

CaxJNqLWEAAFkxk

En agosto de 1933, tratando de imitar a la Marcha sobre Roma de Mussolini, O’Duffy intentó hacer una Marcha sobre Dublín, Marcha que finalmente fue prohibida por el gobierno del Fianna Fáil ante la posibilidad de que esta Marcha pudiese constituir un intento de golpe de Estado (aunque O’Duffy nunca mencionó dicha intención).

En un plano cultural, Eoin O’Duffy tentó al escritor William Butler Yeats para que fuese el valedor de los Camisas Azules en el mundo de la cultura irlandesa, de una manera muy semejante a lo que hizo Mussolini con el escritor Gabriele D’Annunzio, pero Yeats acabó por rechazar dicha propuesta.

En la ideología de los Camisas Azules, destacan la idea del anticomunismo y de la defensa del catolicismo (especialmente de sus valores), además de una idea general de defensa de la tradición, sobre todo, la defensa de los trazos étnicos propios del pueblo irlandés, y en menor medida, crítica de algunas cuestiones nacionales como el asunto de la partición ELI/Irlanda del Norte o la Guerra comercial con Gran Bretaña (o anglo-irlandesa).

La Guerra comercial anglo-irlandesa (1932-1938) fue un período en el que el gobierno del Fianna Fáil impuso medidas de carácter proteccionista a las importaciones procedentes del Reino Unido, y ejerció presiones para no pagar algunas deudas con el Reino Unido y para cambiar algunos puntos de la relación del ELI respecto al Reino Unido. El gobierno de Westminster respondió con una subida de aranceles para los productos irlandeses que llegan al Reino Unido. Esta guerra comercial finalizó con la llegada a un acuerdo en 1938.

Los Camisas Azules estuvieron de una manera u otra vinculados al partido de centro-derecha Cumann na nGaedhael. En un primer momento, los Camisas Azules eran la protección armada en las reuniones de este partido, para la defensa ante los esporádicos ataques del momentáneamente legalizado IRA (entre 1932 y 1935), y en septiembre de 1933, juntándose ambas formaciones junto con el National Centre Party (partido de corte agrarista), para constituir el partido Fine Gael, partido que tendría precisamente a O’Duffy como su primer presidente. Pero O’Duffy y los Camisas Azules acabarían por ser expulsados de este partido en 1934. En ese mismo año, debido a divisiones internas dentro de los Camisas Azules, O’Duffy acaba siendo expulsando de los Camisas Azules.

Oficialmente en 1935, al mismo que el gobierno irlandés ilegalizaba a los Camisas Azules, O’Duffy acaba por hacer un nuevo partido, el Partido Nacional Corporativo, cuyos miembros eran conocidos popularmente como los Camisas Verdes, pero ideológicamente no serían muy diferentes de los Camisas Azules, aunque habrá dos elementos nuevos que no existían nos Camisas Azules.

El más importante de estos elementos nuevos es el corporativismo (con los Camisas Azules predominaba el laissez-faire tanto en el ámbito político como en el económico). O’Duffy en este nuevo proyecto político abogaba por la modernización del Estado, de la sociedad y de la economía a la manera del fascismo más clásico: control y planificación estatal de la economía, especialmente de la agricultura y de la industria, sustitución del sistema parlamentario por un gobierno de profesionales, creación de un sindicato único con empresarios y trabajadores juntos (semejante al Sindicato Vertical franquista),…

La otra novedad es el antisemitismo. Los Camisas Azules nunca se declararon abiertamente antisemitas, hecho que ahora cambiará con los Camisas Verdes, que se declararán claramente como antisemitas. Esto le permitió ganar el apoyo de algunos sectores católicos irlandeses que ya eran antisemitas en esa época.

También bajo criterios raciales y de defensa del catolicismo argumentó O’Duffy su única intervención en el exterior: el apoyo al bando sublevado en la Guerra Civil española. O’Duffy crea la Brigada Irlandesa, compuesta de unos 700 hombres, aproximadamente, para dicho propósito.

Fue un hecho más propagandístico que efectivo, especialmente por la brevedad temporal y combativa de la Brigada Irlandesa en el conflicto español. Además, el propio O’Duffy no salió contento de esta experiencia en la Guerra Civil española, factor que influyó en la decadencia y finalmente desaparición de los Camisas Verdes en 1937, lo que a su vez supuso el retiro definitivo de Eoin O’Duffy de la vida política irlandesa de primera línea.

A pesar de la experiencia negativa de O’Duffy y los suyos en la Guerra Civil española, el simple hecho de tener ayudado al bando franquista, le otorgó cierta fama internacional a O’Duffy. Un síntoma actual de esto es el hecho de que gran parte de la bibliografía que habla sobre O’Duffy, tiene que ver con la Guerra Civil española y con el apoyo extranjero al bando franquista en la Guerra Civil.

(este artículo continúa en Fascismo irlandés (2/2))

Pedro Caramelo (a.k.a. Simón de Eiré, a.k.a. «el boinas»)

4 respuestas a “Fascismo irlandés (1/2)

  1. Es interesante que abordes éstos temas, junto con la historia del IRA, el cuál, lejos de entender que era un grupo católico que reivindicaba la unidad de Irlanda por temas más religiosos que políticos que es por lo que se levantaron contra Inglaterra, porque les consideraba ciudadanos de segunda por su condición de obreros, y católicos.
    Y creo que hablar del Fascismo, si así se quiere llamar, en Irlanda, es otro tema de la historia reciente de Europa que parece que no interesa contar tampoco. Parece que el Fascismo es una ideología a exportar, cuando es meramente una actitud, ideología sería en Italia, pues en el resto tomó y lo que hicieron los grupos fascistas fue profundizar en su propia nación, historia, religión, idiosincrasia, etc y de ahí surge esa aberración que fue el nazismo alemán, y luego el pensamiento nacionalsindicalista de Ramiro y José Antonio ( éste tema merece la pena ser tratado porque lo que ha trascendido de éste tema es el franquismo que si acaso lo único que tuvo que ver con el falangismo fue el uso de los símbolos, porque doctrinalmente sobretodo si leemos al Ramiro del 35 y del 36, y al José Antonio a partir de 1934 cuando se unieron con las JONS, que nada tenían que ver ni con el fascismo ni el nazismo más que en los orígenes) luego está la Guardia de Hierro rumana de Codreanu que tampoco convenía y le liquidaron… .

    Me gusta

    1. En la segunda parte de este artículo, vas a tener dos cosas muy interesantes de parte lo que acabas de comentar: por un lado, hay un episodio muy interesante que tiene que ver con el IRA y el servicio de inteligencia de la Alemania nazi, y por otro lado, una reflexión sobre si a todo esto se le debe llamar «fascismo irlandés» o no. Hoy a las 21:00, en este mismo blog, creo que te pueden interesar

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s