Crítica absurda contra videojuegos y dibujos animados (I)

Navegando por los mares de Youtube te encuentras con muchas cosas, de cualquier tipo y calidad. En una de estas exploraciones, un conocido youtuber rescató un discurso del año 1997 (aproximadamente) que me llevó a conocer al personaje que pronunció ese discurso, y del que hablaré hoy: Josué Yrion. Josué Yrion es un conocido predicador evangélico originario de Brasil. Ha dicho muchas cosas sobre teología y otras cuestiones religiosas, pero son cuestiones intangibles y que admiten múltiples interpretaciones, así que ese no será el asunto de esta entrada.

De lo que si se hablará en este artículo (dividido en dos partes) es sobre los discursos que pronunció este predicador en contra de los videojuegos y los dibujos animados. No los voy a criticar por el hecho de que yo vaya a hacer una defensa acérrima de los videojuegos o de los dibujos animados, sino porque los argumentos de este predicador en este tema carecen de toda lógica. Os invito a que los escuchéis, porque no tienen desperdicio.

Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes. Cualquiera que ataque a los dibujos animados tendría que empezar por atacar al emblema mundial de los dibujos animados, el símbolo de los dibujos animados en todo el mundo: Disney. Josué Yrion no iba a ser menos, por lo que nos encontraremos con algunos videos suyos en los que ataca duramente a Disney.

Él dice que sus argumentos son irrefutables, imbatibles, y que no se han oído antes. Claro que no se han oído antes, porque carecen de toda lógica, así que todo esto me lo tomaré de manera humorística, y todo lo que leerás a continuación (y en la siguiente parte de este artículo) está pensado en clave humorística, no hagas como Josué Yrion de interpretar todo al pie de la letra (no seas necio, como diría el propio Josué Yrion).

Atención a lo que dice de Disney (escuchad el video a la vez que vayáis leyendo los próximos doce párrafos que hay debajo del vídeo, que vienen siendo comentarios míos con respecto a casi todo lo que va diciendo este predicador en el vídeo):

Unos primeros minutos de autobombo, contando sus supuestas razones de porqué critica a Disney. Brujería, hechicería, espiritismo, homosexualidad, lesbianismo y satanismo. Todo ello está en las pelis de Disney, según nos cuenta este predicador. Y yo que vi estas pelis de pequeño no se cuantísimas veces sin enterarme de todo eso que este señor dice. No soy homosexual, al ser un hombre tampoco puedo ser lesbiana. Al no haber estudiado en Hogwarts no puedo saber de brujería ni de hechicería. Si con espiritismo te refirieres a bebidas espirituosas, te lo acepto, pero con el matiz de que fue muchos años más tarde después de haber visto videos de Disney. Y ya lo de satanismo, bueno, supongo que todos los ateos seremos satanistas a ojos de este señor y de su Dios, así que también se lo acepto.

¿Un verso de la Biblia contra las pelis de Disney? ¿En serio? ¿Los que escribieron la Biblia hace casi 2000 años tenían una bola de cristal que predijo que en el siglo XX se iba a crear Disney por parte del demonio mismo? Debimos de hacerle más caso a Nostradamus.

A partir del minuto 3:40, pasamos a los papeles que enseña el “doctor” Yrion (me pregunto donde habrá sacado ese título de doctor, para tenerlo yo también). Sobre el primero de ellos, solamente puedo llegar a la conclusión de que este señor sabe de palabras griegas, pero no de cultura griega. ¿Hechicería, brujería o satanismo para un juego basado vagamente en la antigua Grecia? Pobre Hades, es un incomprendido.

Ojo, que me acabo de enterar de que los empresarios de Disney son homosexuales, lesbianas y satanistas. Ya veis, Dios es amor siempre con todo el mundo excepto con Disney y estos tres grupos de personas. Y como seas mujer y abortes, serás consumida en llamas en el infierno, y te espera una vida de sufrimiento.

Que dice Josué Yrion que todo lo que produce Disney viene del infierno. Ahora lo entiendo todo: la industria de Disney sufrió un proceso de deslocalización, porque resulta que en el infierno hay mano de obra barata y es mucho más fácil y rápido de producir cualquier cosa de Disney: pelis, series, juguetes, parques de atracciones, etc.

Vamos con los dálmatas. La malvada Cruella De Vil ahora resulta que es un demonio, porque en realidad no se llama así, sino que una conspiración de reptilianos dijo que se llamaba Cruella Devil (Cruella Demonio), y Josué Yrion decidió seguir con esta ida de olla, y se le dio por invertir las palabras. Pero cuando yo invierto las palabras, a mí me sale Devil Cruella, o Vil de Cruella, pero a él le sale The Cruel Devil (el cruel demonio). Todo muy normal, como supondréis.

La película de Hércules para Josué Yrion se llama My name is Hades. Eso sí, a Hércules que le den por saco. Mensajes subliminales everywhere, el diablo estuvo muy ocupado metiendo mensajes subliminales en Disney para atacar a los niños, se nota que debe de andar muy escaso de pecadores a quienes castigar por sus pecados.

Cuidado, que viene Satanás a destruir a todos los niños en los salones de sus casas. Es decir, que el coco y el hombre del saco se encargan de liquidar a los niños por la noche y Satanás lo hace en el salón de las casas a través de los videos de Disney, solamente para que no haya más sacerdotes en el mundo. Todo muy lógico.

Ojo, que La Sirenita es una estrella del porno infantil, en complicidad con el “sacerdote Ariel”, que es muy perverso y anda mirando los videos porno de La Sirenita. Además, La Sirenita enseña a los niños en los cursos prácticos de iniciación al satanismo. En los próximos años, incluso hasta podría convertirse en un curso de FP. Arquitectura fálica everywhere.

Josué Yrion incita a que hagamos una noche de los Disneys rotos. Y si tú no lo aceptas, vendrá Dios y te castigará, porque estarás bajo maldición divina hasta que no aceptes eso. Ya veis, unos argumentos cuidadosamente razonados los que nos aporta Josué Yrion.

Que resulta que Winnie the Pooh en realidad era un adolescente malcriado, y no un oso entrañable que andaba con miel todo el día. El diablo no tiene otra cosa que hacer que reírse de todo aquel que tenga algo de Winnie the Pooh.

No para de repetir una frase bíblica: Mi pueblo se pierde por la falta de conocimiento. Y en esto le aplaudo a rabiar. Claro que sí. Porque si tu pueblo no tuviese falta de conocimiento, era imposible creerte lo que dices, Josué Yrion.

Otro video más (mismo sistema que antes, pero para los cinco párrafos siguientes):

Qué pesado es Josué Yrion con lo de Disney y los homosexuales. Déjalos en paz, que no manipulan tanto como tú. No son tan malos ni tan perversos como tú. No me voy a caer de la silla, por mucho que lo intentes, Josué Yrion. Atención: Santa Claus cuando no está repartiendo regalos a los niños trabaja en un sex line y da clases de sexualidad. Así claro que ahorra después para dar regalos a todos los niños la noche del 24 al 25 de diciembre. ¿Cuántas películas de Disney tan malas verdad? Claro, si incluyes Pulp Fiction como peli para niños, normal que salga eso.

Vale, los de Disney son muy ricos. Pero tú, Josué Yrion, quieres tener su riqueza, a costa de tus fieles, porque Dios así te lo ha dicho, ¿verdad? A Dios no lo puedes superar, pero al resto de la humanidad, si. Cuando Dios no lo ve, Josué Yrion da clases de inicio al populismo, por las que cobra una millonada. Por supuesto, los faxes y las críticas fueron escritas por el diablo para que no se revelara su secreto, ¿verdad, Josué Yrion?

Lo de la peli de Los Rescatadores (a la que Yrion se refiere como Bernardo y Bianca, el título que tuvo esta película en Latinoamérica, la zona predilecta de predicación de Josué Yrion) me supera. Parece ser que es cierto lo de que aparecía una mujer desnuda y que Disney tuvo que recoger millones de cintas. Pero aún así, los niños no se suelen fijar en esas cosas (yo no hice eso de pequeño, y eso que vi la peli de Los Rescatadores bastantes veces). Y lo del subconsciente, la verdad es que es algo muy subjetivo. ¿El ratoncito estaba viendo los senos de la mujer y estaba excitado por ello? Ya veis, no se le ocurrió la zoofilia a nuestro querido amigo Josué Yrion.

Ojo, que resulta que en el Rey León hay una escena en que las estrellas de un cielo de noche forman la palabra “sex” (sexo). Podría poner “sex” como podría poner “Josué Yrion no nos cuentes más milongas”.

No sé cómo te voy a explicar esto, Josué Yrion, que porque hayas acertado en parte de lo de Los Rescatadores, no significa que se acaben tus críticas hacia ti. Ojo, que se viene arriba, tiene al público entregadísimo, por un momento se cree una estrella del rock (eso sí, del rock de Dios, por supuesto).

Dejemos a Disney en paz, y vayamos ahora contra Pokemon, Dragon Ball y Sailor Moon (mismo sistema, pero para los cuatro párrafos siguientes):

Inventor de palabras y significados con asociaciones satánicas nuestro querido amigo Josué Yrion. Ojo con los cartoons (dibujos animados), que sacan toda la maldad que los niños llevan. Bueno, vale, sabes lo básico sobre Pokémon, que deriva de Pocket Monsters (monstruos de bolsillo).

Atención, que después de tanto tiempo, descubrimos que Pikachu en realidad es el dios de la reencarnación, el diablo. Y yo sin saberlo. Normal, con cuernos, amarillito, y produciendo electricidad, satanismo total 100%. Y además, resulta que Pikachu le roba parte de su trabajo a Íker Jiménez, vaya bicho es Pikachu, ¿no?

Resulta que cuando consigues los 150 pokémons (ahora son mucho más, Josué Yrion se refiere a los de la primera generación) ya estás autorizado para matar en nombre del diablo. 800 niños hospitalizados en Japón por ver Pokémon (quédate con este titular). Venga va, más mensajes satánicos.

Un estudio bien curioso. ¿Cómo explicarías tú, Josué Yrion, sobre el 13% de niños que se salvaron de ser agresivos tras ver Pókemon? ¿Tenían un halo divino, o como va eso? Venga va, vamos a meter miedo a los padres de los niños acerca de los Pokémon. ¿Es decir, que del 1 al 150, todos los números se usan en el satanismo? ¿Quiere decir eso que si yo compro cualquier cosa entre 1 y 150€ estoy invocando a Satanás? ¿Conjuros y ouijas en Pokémon? No sabía yo que Ash Ketchup de Pueblo Paleta fuese alumno de Hogwarts. Demagogia y populismo made by Josué Yrion.

Venga va, enséñanos esas cartas que tú tienes, Josué Yrion (mismo sistema, pero para los tres párrafos siguientes):

¿Cartas de Pokémon? ¿En serio? No sé porque pero esas cartas que estás enseñando ahora mismo me recuerdan más a las cartas de Yu-gi-oh (da igual, es satanismo en estado puro al igual que Pokémon). Supongo que soy un satánico ya que sé perfectamente que cartas son. A continuación, asociar cualquier cosa que aparezca en las cartas con algo satánico, malvado y perverso. Sigue inventando palabras y significados el “doctor” Josué Yrion, un día de estos tendrá una silla en la RAE y todo. Niños endemoniados everywhere.

Vale, ese mazo de cartas sí que es de Pokémon. Ojo, un pokémon que es dios del engaño, la mentira y el hipnotismo. Solamente por llevar una espiral en su barriga (por cierto, el pokémon en cuestión creo que se llama Poliwhirl, corregidme si me equivoco). Prostitución y sexo everywhere. No, por favor, otra vez no, satanismo. No acabo de ver el 666 por ningún lado. ¿Onix qué? Yo sólo veo un pájaro raro. ¿La muerte está contenida dentro de una bola? Es la primera vez que oigo hablar de eso. Para mí que Josué Yrion vio a alguien morir por el efecto de un proyectil (concretamente, de un cañón), y de ahí se inspiró para decir esto.

Pocas cartas Josué Yrion nos ha enseñado en este mazo. Yo esperaba mucho más de ti, Josué Yrion. Ser un asesino en 150 postalillas, curso impartido por Pokémon, de la mano de Josué Yrion. Repite la noticia de los 800 niños ingresados en Japón, pero resulta que ahora es por jugar a Pokémon. ¿En qué quedamos, Yrion, estos niños ingresaron por ver Pokémon o por jugar con Pókemon? Y se puede ver la cifra, que realmente son 700 y no 800. Te acabo de pillar, Josué Yrion.

Venga va, más críticas a otros dibujos (mismo sistema, pero para los tres párrafos siguientes):

¿Un comic de Marvel sirve al demonio? Yo sólo veo a un jinete vestido un poco raro. ¿Una máscara que roba almas? Madre mía, si ya critica así a una máscara, no me puedo imaginar lo que dirá este señor del Carnaval. ¡El demonio en Conan el bárbaro! Madre mía, la noticia que cambiará nuestra concepción del mundo. Vale, Josué Yrion, veo que tienes sentido del humor, esa broma al cámara fue muy buena.

¿Qué tendrán que ver los típicos zumbados que hay en Estados Unidos que matan a gente sin razón aparente con los videojuegos y los dibujos animados? Que yo sepa de lo que has leído deduzco que los juegos de la violencia son las armas. Ah, claro, que tu no criticas que en Estados Unidos se vendan armas tan a la ligera. A saber cuánto le pagaron los señores de la industria armamentística a Josué Yrion para no mencionar ese importante hecho.

Las fortalezas electrónicas, buen titular para una noticia, sí señor. Eso sí, en la tele que aparece en la foto de detrás, puede haber “los Nintendos” como puede haber cualquier otra cosa. Atención a sus últimas frases, recuérdalas bien, brother, las volverás a escuchar en la segunda parte de este artículo.

Simón de Eiré

Anuncios

7 thoughts on “Crítica absurda contra videojuegos y dibujos animados (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s